La sanidad privada investiga y desarrolla actividad de alta complejidad a través de la más avanzada tecnología

768 477 Comunicación ASPE

Las intervenciones y tratamientos de alta complejidad médica llevados a cabo en España sitúan a nuestro país como uno de los referentes internacionales en la materia. La sanidad privada tiene un importante papel en este ámbito porque investiga y desarrolla actividad de alta complejidad a través de la más avanzada tecnología. También lo tendrá en la donación y trasplante de órganos, procesos altamente complejos en los que España es líder mundial desde hace 26 años de forma ininterrumpida. Gracias a la colaboración futura de la sanidad privada mejorarán aún más las cifras de donación de órganos en el país.

Para profundizar en estos temas, se ha celebrado en Madrid la II Jornada sobre Alta Complejidad Médica en la Sanidad Privada de la mano de la Alianza de la Sanidad Privada en España (ASPE) y la Fundación Global Salud y coorganizada por la Clínica Universitaria de Navarra (CUN) y el Hospital de Molina (Murcia). El evento ha contado además con la colaboración de Novo Nordisk, Medcomtech y Ferrer.

España es el país con menos negativas familiares a la donación de órganos y tejidos: el 87% de las familias dicen sí a dichas donaciones. La doctora Elisabeth Coll, jefa del Servicio Médico de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), ha explicado durante la ponencia “Donación de órganos en sanidad privada” las claves del éxito del modelo español de trasplantes. Estas claves residen en “un sistema de gestión original, netamente español inicialmente, basado en cuatro pilares: una legislación adecuada, nuestro sistema nacional de salud que incluye el trasplante entre sus prestaciones, una extensa red de coordinadores hospitalarios, en su mayor parte intensivistas, entrenados para detectar posibles donantes y lograr la colaboración de todo el hospital en el proceso de donación y trasplante  y la generosidad de la sociedad española”, añadiendo como otros elementos clave  “la formación de profesionales y la innovación, dos elementos que configuran el ADN de la ONT”, ha detallado la doctora.

En cuanto a la donación de órganos en sanidad privada, y pese a que es un aspecto poco desarrollado en este sector, la doctora Coll ha subrayado que “en los últimos años se han registrado experiencias muy positivas”. De cara al futuro, la experta ha indicado que “la colaboración de la sanidad privada puede ser una importante vía de expansión de la donación, pues aunque aún no conocemos exactamente su potencial, estimamos que podría incrementar la donación de órganos un 5%-10%”, insistiendo en que “la sanidad privada tiene mucho que decir en lo referente a la donación de órganos”.

En esta línea, la doctora Coll ha señalado también que desde la ONT se ha considerado “la necesidad de desarrollar protocolos de actuación comunes para todo el sistema español de trasplantes, que faciliten la participación de la sanidad privada en la donación de órganos.  No podemos olvidar que la donación de órganos es un derecho de todos los ciudadanos al final de su vida, con independencia de que la asistencia sanitaria que reciben sea en un centro público o privado”. No en vano la colaboración público privada constituye una de las líneas de trabajo del Plan Estratégico 50×22 de la ONT, con el que se pretenden alcanzar los 50 donantes por millón de población y los 5.500 trasplantes en el año 2022.

Una idea con la que coincide la presidenta de ASPE, Cristina Contel, al indicar que “la cuestión no es público o privado, sino contar con los requisitos necesarios para ser acreditado como centro con capacidad de donar órganos”. Para la presidenta de la patronal de la sanidad privada, este sector “está preparado para elaborar un protocolo de actuación con la ONT con el fin de fomentar las donaciones de órganos en los hospitales privados”, poniendo a la disposición de la ONT “los recursos asistenciales y los extraordinarios profesionales de la sanidad privada y apostando siempre por la formación”.

Otra de las mesas que ha tenido lugar durante la jornada para abordar la alta complejidad médica en sanidad privada ha sido “Alta Complejidad en Cirugía de Columna. La cifosis tiene los días contados”, en la que el doctor César Hernández García, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Unidad de Columna del Hospital de Molina en Murcia ha explicado que “en el sector sanitario privado se han ido resolviendo cada vez un mayor número de patologías complejas con buenos resultados en la salud para los pacientes en la medida en que se ha ido incorporando equipamiento y material de alta tecnología”. En cuanto a la cirugía de columna, el experto ha indicado que “las técnicas que más se utilizan en la privada son las de cirugía mínimamente invasiva”, explicando que en el caso de la cifosis se emplea “una técnica de alta complejidad que permite resolver un problema muy serio que afecta gravemente a la salud y que, por tanto, ayuda a mejorarla con un resultado óptimo”.

Durante la celebración de la mesa “Un nuevo enfoque ante la obesidad: entre el tratamiento farmacológico y la cirugía”, el doctor Fernando Lapuente Sastre, especialista en Cirugía General y Digestiva en la Clínica Universidad de Navarra (CUN) ha revelado que “para abordar el aumento de las cifras de población obesa en el mundo se necesita un programa de actuación ambicioso y complejo que luche con esta problemática desde el origen. Esto incluye desde un programa de prevención y vida saludable, hasta afrontar una cirugía compleja por el tipo de paciente y las necesidades de alta preparación técnica y humana”. En lo referente a la combinación del tratamiento farmacológico y la cirugía, el doctor ha indicado que “el tratamiento farmacológico simplifica la cirugía, “menos peso, más fácil el procedimiento quirúrgico y la cirugía facilita el éxito del tratamiento médico”, pues “los pacientes que con sólo tratamiento médico experimentarán reganancia de peso con el tiempo, si se operan mantendrán una adecuada reducción de peso a lo que ayuda el tratamiento médico, pudiendo hablar de una simbiosis”.

La sesión también ha contado con expertos del Hospital de la Zarzuela, el Hospital Puerta de Hierro y  el Hospital San Rafael, todos ellos en Madrid, que han hablado sobre el papel de la alta complejidad médica en el abordaje del cáncer de próstata.

La clausura del encuentro ha sido realizada por Cristina Contel y Carlos Rus, secretario general de ASPE, quienes han puesto de manifiesto la importancia de poner en valor a la sanidad privada como un actor más “absolutamente preparado para llevar a cabo procedimientos de alta complejidad médica, con la cualificación profesional, equipamiento y acreditación necesarios”.

La Alianza de la Sanidad Privada Española es la patronal de la sanidad privada española. Agrupa a más de 600 entidades sanitarias y representa al 80% de los centros hospitalarios de nuestro país. ASPE trabaja para poner en valor a la sanidad privada, que da empleo a más de 260.000 profesionales en nuestro país y representa el 3,5% de nuestro PIB.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.