La sanidad privada se muestra favorable a los test masivos para minimizar el tiempo de confinamiento

1024 691 Comunicación ASPE

Ante la promulgación en el BOE de la Orden SND/344/2020 del ministerio de Sanidad que establece la disposición de todos los centros de diagnóstico clínico de titularidad privada bajo las indicaciones de salud pública de las comunidades autónomas, ASPE considera que es perfectamente razonable actuar de forma coordinada en materia de pruebas diagnósticas y es favorable a la regulación de precios. De hecho, los laboratorios privados llevan actuando a las órdenes de cada comunidad autónoma desde el decreto de alarma de 14 de marzo.

La patronal del sector sanitario privado quiere además aclarar que los centros sanitarios y de diagnóstico de la sanidad privada han actuado en cuestión de pruebas diagnósticas bajo criterios de prescripción médica previa pero también atendiendo circunstancias excepcionales que han justificado la intervención sin prescripción, como actuaciones urgentes en residencias de mayores ante la petición de ayuntamientos y en empresas con personal afectado con sintomalogía. Además, ha actuado en todo caso con proporcionalidad en el precio respecto a las condiciones inestables y complejas de aprovisionamiento y adquisición de los distintos tipos de test de COVID-19 en el mercado internacional.

Asimismo, respecto a la regulación de precios que previene la mencionada orden ministerial, la sanidad privada señala que los exigentes requisitos (pago por adelantado, precios variables…) en la adquisición de las distintas pruebas diagnósticas en dicho mercado deberán ser tenidas muy presentes para que no haya un desfase entre el precio regulado y el precio de aprovisionamiento real. En caso de producirse, esta situación podría acarrear que los centros clínicos privados no puedan operar en el mercado y, por tanto, no tengan margen para mantener su servicio, algo similar a lo que sucede con los problemas de liquidez del conjunto de la sanidad privada.

Carlos Rus, presidente de ASPE, subraya “la necesidad de que el Gobierno se reúna con nosotros de forma previa a la determinación de las condiciones de regulación, para informarles de nuestra capacidad y margen para la adquisición de test, en el contexto de la delicada situación financiera y económica en que se encuentra el sector sanitario privado”. Y añade que “sería muy constructivo y beneficioso que haya un flujo de información constante con la administración central para informarnos de todas las decisiones que nos afectan de forma directa”.

ASPE confirma que no se hacen pruebas PCR a personas sin síntomas, y solo en centros hospitalarios, residencias y servicios médicos de empresas afectadas.

Además, es importante señalar que todos los resultados de las pruebas se han informado a las CCAA pertinentes, tanto los que han dado positivo como negativo.

Y, por último, en cuanto a los laboratorios privados, ya en disposición por el decreto de alarma de 14 de marzo, disponen de muy pocas pruebas reactivas. Hay que reseñar que la mayoría de los laboratorios existentes son públicos.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.