Una mayor colaboración público-privada mejoraría la situación de los indicadores sanitarios

800 600 Comunicación ASPE

La Alianza de la Sanidad Privada en España (ASPE) defiende un modelo sanitario basado en la colaboración entre el sistema público de salud y el sector privado y en la inversión necesaria para abordar con éxito los retos actuales.

Los resultados del Tercer Informe Observatorio de Sanidad de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) han puesto de manifiesto que, aunque se percibe una “ligera mejoría” en el sistema sanitario por la actual coyuntura económica que ha hecho aumentar los indicadores positivos, también se han incrementado los indicadores preocupantes: esperanza de vida con buena salud, tasas de defunción por 100.000 habitantes, mortalidad infantil, bajo peso al nacer, las patologías crónicas de especial larga duración en España, las muertes por suicidio por 100.000 habitantes, la frecuencia de accidentes de trabajo, el gasto sanitario total como porcentaje del PIB, el gasto sanitario real per cápita, el problema de las listas de espera, el sistema de información de las listas de espera, la probabilidad de visita al médico y la calidad del empleo.

“Desde nuestro punto de vista, en muchos de estos indicadores clasificados como preocupantes en el informe elaborado por FEDEA, la sanidad privada juega un papel fundamental y ha demostrado su eficacia: tratamiento de patologías crónicas de larga duración, gestión de las listas de espera y de su sistema de información o atención sanitaria de alta calidad que reduce las visitas al médico”, explica Carlos Rus, secretario general de la patronal. Asimismo, añade que “si se quieren mejorar estos indicadores, debemos ser conscientes de que la participación de la sanidad privada es indispensable. Por eso, desde ASPE, siempre trasladamos la voluntad colaboradora del sector por abordar los retos a los que nos enfrentamos.”

Por otro lado, es importante recordar que el sector sanitario está entre los grandes motores económicos de este país: representa directamente en torno al 9,2% del Producto Interior Bruto nacional (un 6,5% de origen público y un 2,7% de origen privado). Sin embargo, tal y como revela el informe de FEDEA, España es el cuarto país del entorno europeo con menos PIB destinado a gasto sanitario corriente. Carlos Rus detalla que “nuestro vecinos de Francia o Alemania destinan el 11 por ciento y en Suecia o Reino Unido se supera el 10 por ciento”.

“La Sanidad debe ser considerada no solo en términos de gasto, sino como  una inversión. Se trata de un sector estratégico en el presente y el futuro del desarrollo económico y social en España”, apunta Rus.

En contraposición a la “mala nota” puesta por FEDEA en algunos aspectos, el último informe Bloomberg sobre la eficiencia de los sistemas de salud en el mundo sitúa a España como país con la sanidad más eficiente de Europa y tercera del mundo por detrás de Singapur y Hong Kong. “Esto demuestra que disponemos de un sistema sanitario de primer nivel, aunque no exento de problemas relacionados con la falta de recursos suficientes y su gestión, existe unacarencia de – voluntad real que optimice y articule todos los recursos, públicos y privados”, concluye Rus.

La Alianza de la Sanidad Privada Española es la patronal de la sanidad privada española. Agrupa a más de 600 entidades sanitarias y representa al 80% de los centros hospitalarios de nuestro país. ASPE trabaja para poner en valor a la sanidad privada, que da empleo a más de 260.000 profesionales en nuestro país y representa el 3,5% de nuestro PIB.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.